CAMPOBOSCO EN LOGROÑO

El camino de Jesús…¿el de nuestra vida?

 

Jóvenes de entre 16 y 18 años, procedentes de Intxaurrondo, Rentería, Deusto, Cruces, Barakaldo, Santander, Nueva Montaña y San Martín (dos parroquias de Santander) y Vigo se dieron cita en Logroño para vivir el Campobosco 2018.

 

 

Los participantes de Vigo se incorporaban a este Campobosco como primer año. El Campobosco de la zona de Galicia y Léon se había desarrollado con la misma temática a finales de noviembre, pero este pequeño grupo quiso participar en la propuesta de Logroño. “Este hecho fue muy enriquecedor, ya que compartimos las diferentes costumbres de nuestra zona con ellos y encajaron muy bien entre los participantes”, afirma Alberto San Pedro, animador del Centro Juvenil Oldarra y coordinador del encuentro.

 

El tema principal fue el camino. El camino de Jesús, y la comparativa con el camino de la vida de cada uno. Se hicieron varios grupos de trabajo en el que se exponían experiencias de vida, de caminos realizados, de diferentes personas, religiosas, no religiosas, inmigrantes… para después poder contrastarlo con el camino de vida de Jesús y el nuestro propio.

 

“Fueron dos días intensos en los que compartir vivencias, conocer gente nueva, salir de nuestro lugar para poder compartir nuestras realidades con los demás. Sin duda, una gran experiencia para todos nuestros chicos, que cogieron con ganas para seguir su propio camino desde sus lugares de procedencia”, concluye Alberto.

ENCUENTROS EN OURENSE CAMPOBOSCO y DONBOSCO-CONTIGO

#ConectadosConTuMisión y #ElCaminoDeJesús…TuCamino?

Alrededor de las 22.00 h. del viernes, 23 de noviembre los participantes van llegando a la concentración que se desarrolla en las instalaciones del Colexio María Auxiliadora de Salesianos- Ourense. Nuestro particular #BlackFriday arranca para muchos de nosotros a cientos de km. de distancia en nuestros lugares de origen (Avilés, Oviedo, Valladolid, Palencia-Villamuriel, León, Zamora, A Coruña, Vigo, Lugo, Santiago de Compostela y por supuesto, Ourense, que nos acoge). Todos salimos de nuestros hogares con una intención: disfrutar de la alegría del encuentro y la convivencia y compartir nuestros sueños (seguidores de un Soñador) por un mundo mejor, más humano y como lo quiere Dios.

Para ello, lo primero #ConectarConTuMision #PonernosEnTuCamino . En el DonBosco.com-tigo (encuentro de adolescentes, 15-16 años) con la metáfora y la realidad de las RRSS que nos ocupan tanto en nuestro día a día, jugamos, nos relacionamos, dialogamos, nos escuchamos, compartimos… vivimos. No podemos dejar de actualizar en nuestra #AppStore nuestra vida: entra en la tienda #VidaStore y ponte al día en os principales ámbitos: vida familiar, amistades, vida escolar, relaciones de pareja, vida de fe, centro juvenil, etc.

Por su parte, en el Campobosco (mayores de 16 años) la analogía es una agencia de viajes que nos ofrece el elemento dinamizador, sirviéndonos un menú de viajes por donde iremos descubriendo el mundo, a nosotros mismos, a los demás que viajan con nosotros y al mismo Jesús. Y así de esta manera pasamos nuestro particular #FairSaturday juvenil, con viejas y nuevas amistades, compartiendo nuestros sueños por #OtroMundoPosible como lo sueña Dios en el Proyecto de Jesús.

El domingo, 25 de noviembre, toca aplicarnos el cuento y sacar nuestras conclusiones y #BuenosPropósitos para seguir caminando en nuestra vida diaria. Gracias a tod@s por vuestra participación y hasta la próxima.

 

Campobosco 2018: #Iremosamedias… siempre

La protagonista del 3 de agosto fue María Mazzarello, familiarmente conocida como Maín. Los participantes del Campobosco se desplazaron en autobuses hasta la localidad de Mornese. Allí, en agosto de 1875, Don Bosco y Maín, Maín y Don Bosco dan inició a las Hijas de María Auxiliadora (FMA). Por ello, visita obligada, sobre todo, para los 88 participantes procedentes de las presencias de FMA en España. Esa ilusión de contemplar la ventana y sus vistas en la Valponasca, a través de la que María Mazzarello miraba al pueblo y su Iglesia, rezando y añorando estar con el Señor Jesús.

Ya en la Valponasca, Sor Luigina Silvestrini recibió a los jóvenes y les explicó el lugar. Sor Runita Borja, responsable de la Pastoral Juvenil de las FMA a nivel mundial, les dio la bienvenida e hizo una pequeña reflexión: “Abrid el corazón y los ojos ante el drama del mundo. ¿Cómo puedo vivir para que otros puedan vivir dignamente?”. Después de unos momentos de animación, con bailes incluidos, visitaron lo que fuera la granja donde vivió la familia de Maín, cuando esta era solo una niña. Tuvieron un rato de ‘tiempo interior’ para el acompañamiento.

La tarde de este día, tras la comida, se centró en la visita a Mornese: la casa del tifus (en la calle Valgelata) -donde Maín contrajo esta enfermedad cuidando a sus tíos, de la que pudo curarse dos meses después de contraerla-, la iglesia parroquial –que tanto añoraba desde la ventana de la Valponasca-, el colegio de las FMA –en cuya capilla tomaron el hábito las primeras FMA-, la casa de espiritualidad ‘Il Mazzarelli’ –con la casa natal de Maín-, o la casa Macano y casa Bodrato –donde María Mazzarello fundó el primer taller-oratorio festivo para niñas y y el primer orfanato femenino-. Tras caminar por estos rincones, todos se congregaron en la Basílica de María Mazzarello donde tuvieron la celebración de la misa presidida por el salesiano Paco Pepe, delegado de Pastoral Juvenil de la Inspectoría María Auxiliadora (SMX). Al terminar, se hizo entrega de un azulejo del #CPB18 a sor Luigina Silvestrini para la comunidad y las Salesianas presentes estos días allí de Ejercicios Espirituales cantaron a los jóvenes varias canciones a coro. Así concluyó este día en Mornese. En los autobuses, regresaron al Colle Don Bosco.

Emoción desbordada contemplando a María Auxiliadora

Y llegó el 4 de agosto, sábado. Un día que muchos de los jóvenes tendrían marcado en el calendario de sus vidas. Ese día era Valdocco. El desplazamiento habitual en autobuses les llevó a Turín, a Valdocco, centro neurálgico de la obra salesiana. Allí fueron acogidos en el patio por el salesiano Rafael Gasol, quien les invitó a “escuchar y soñar” e inmediatamente después, entraron a la Basílica de María Auxiliadora por inspectorías. Muchos de los jóvenes entraron con los ojos tapados, descalzos o agarrados de las manos. Ya dentro, la emoción los invadió al contemplar la magnificencia del templo dedicado a la Virgen, representada en el cuadro de Tomás Andrés Lorenzone, la presencia de san Juan Bosco en su capilla, o la de santa María Mazzarello o santo Domingo Savio. Todo ayudó a crear una atmósfera de realismo salesiano, que no olvidarán jamás.

Recibieron el saludo fraterno del rector de la Basílica, Cristian Besso. Así comenzaron las visitas por la Capilla Pinardi –donde comenzó el Oratorio salesiano-, la Iglesia de San Francisco de Sales –en la que celebró su primera misa Miguel Rua y tuvo el éxtasis Domingo Savio-, las habitaciones –lugar de residencia de Don Bosco hasta su muerte-, el patio de Valdocco, la Basílica –terminada su construcción en 1868, donde la Virgen María indicó su construcción a Don Bosco en uno de sus sueños- o la plaza frente a la fachada de la Basílica –donde los Antiguos Alumnos erigieron en 1916 la estatua de Don Bosco-.

Después de la comida, se organizaron juegos en el patio y ya por la tarde, Stefano Martoglio, consejero del Rector Mayor para la región mediterránea de la Congregación Salesiana, presidió la eucaristía, en la que cuatro Salesianos y dos Salesianas renovaron sus votos religiosos. Además, realizaron su promesa siete nuevos Salesianos Cooperadores.

Ya de noche, Guido Errico, director de la casa, les impartió el tradicional ‘buenas noches’, antes de partir nuevamente al Colle Don Bosco.

Rememorando el Turín de Don Bosco

Los 650 jóvenes del Campobosco 2018 regresaron el día siguiente, domingo 5 de agosto, a Turín. De nuevo en Valdocco. Esta vez para conocer por el Turín salesiano, aquellos lugares de la ciudad con algún pasado importante donde Don Bosco dejó su huella. Como por ejemplo el monumento a San José Cafasso –impulsor en Don Bosco de su sacerdocio en Turín-, el mercado de Porta Palazzo –en el que Don Bosco recogió a muchos chicos de la calle-, la obra de la Marquesa Barolo –gran benefactora y protectora de Don Bosco-, el cementerio de San Pedro in Vincola –lugar al que por un día Don Bosco marchó con sus jóvenes del Oratorio tras irse de la casa de la Marquesa Barolo- o el Cottolengo –casa de acogida de los más necesitados en Turín, del santo José Benito Cottolengo-. Tras estas visitas programadas, los jóvenes tenían tiempo libre para visitar Turín. Muchos de ellos, visitaron la Basílica de la Virgen de la Consolación (la Consolata), patrona de Turín. Allí descansan los restos de don José Cafasso.

Después, todos se dirigieron a la iglesia de San Francisco de Asís de Turín. En la sacristía del templo tuvo lugar aquel encuentro entre Don Bosco y Bartolomé Garelli el 8 de diciembre de 1841. Rememoraron aquel encuentro de la sacristía visitándola. Don Bosco le dijo al joven Garelli: “¿Sabes silbar?”. A las 17:15 horas, se celebró la Santa Misa, presidida por Stefano Martoglio, en esta iglesia. Posteriormente, el Campobosco regresó al Colle Don Bosco. Como acto final del día, una gran velada en la escalinata del templo del Colle con actuaciones, bailes, teatrillos… Y, aunque no estuvo programado, espontáneamente, alrededor de 200 jóvenes, se acercaron a venerar la casita Don Bosco como despedida, preludio del viaje de vuelta del día siguiente.

De nuevo en Salesianos Martí-Codolar

El lunes 6 de agosto fue el viaje de regreso a Barcelona. Todo el día en la carretera, pero con el corazón cargado de energía.

A la llegada a Martí-Codolar, se llevó a cabo un último encuentro de oración, conclusión del #CPB18, y el acto de envío de los 650 jóvenes participantes, que vuelven a sus lugares de origen para contar lo que han vivido, tras conocer una realidad profunda e intensa, muy espiritual, en los lugares salesianos de Barcelona y el Piamonte italiano, de la experiencia de encontrarse con Don Bosco y con María Mazzarello. Ellos serán testigos de esto, porque escucharon el #Iremosamedias… siempre.

El Campobosco 2018 en las redes sociales:

Facebook: MJS España

Instagram: mjs_es

Twitter: @MJS_es

Youtube: SalesianosEs

Cronobosco, 3 de agosto: https://goo.gl/qZYTe5

Cronobosco, 4 de agosto: https://goo.gl/CMKHiY

Cronobosco, 5 de agosto: https://goo.gl/FLNvTW

Cronobosco, 6 de agosto: https://goo.gl/bd1aXL

Vídeo resumen, 3 de agosto: https://www.youtube.com/watch?v=6yi_HI3uNEg

Vídeo resumen, 4 de agosto: https://www.youtube.com/watch?v=t8EuBDnoWvo

Vídeo resumen, 5 de agosto: https://www.youtube.com/watch?v=4k2cre1onNU

Vídeo resumen, 6 de agosto: https://youtu.be/dCtxnhmaoY4

Los Bolboreta siguen revoloteando en Foz

Un año más, y ya van 24, el Campamento “Bolboreta” abrió sus puertas del 5 al 15 de julio en Foz (Lugo). Las instalaciones del Colegio Martínez Otero, que durante 20 años fue dirigido por los salesianos, transforma los pupitres de las aulas en camas y literas durante el mes de julio, primero para Bolboreta y luego para los Andainas.

Los participantes son chicas y chicos de 8 a 15 años que no están ni en colegios salesianos, ni en grupos de ambientes salesianos, pero que mayoritariamente a través de miembros de la familia salesiana se les ofrece esta oportunidad de convivencia y formación en el tiempo libre.

Coordinados una vez más por César Azpeleta, el equipo de monitores estaba compuesto por tres salesianos coadjutores, dos salesianos cooperadores, tres profesores de otros centros no salesianos y dos monitoras de tiempo libre en prácticas.

En esta ocasión los 46 participantes han venido desde Asturias, Cantabria, Burgos, Valladolid, Palencia, y León (un buen número de La Robla). Aunque algunos ya han participado otras veces, otros vienen por primera vez y no se conocen entre ellos.

Días anteriores al inicio, nos reunimos los monitores para la programación; cada día tenía su lema para fomentar valores concretos como la amistad, el compañerismo, la familia, la solidaridad, el cuidado de la naturaleza…  El inicio de cada día sea realizaba con los “buenos días” y se finalizaba con las “buenas noches” que desarrollaban cada uno de los monitores.  Las actividades han sido variadas, divertidas y formativas; como base de la programación se desarrollaron las clásicas de maratón de futbol sala, rastreo, noche de dormir a cielo abierto en el monte, veladas y fuego de campamento, disfraces, amigo invisible, talleres variados de artesanía, música, yoga y relajación, los correspondientes ataques nocturnos de “el zorro”y sin faltar nuestro master chef.

Aunque comenzamos con un tiempo un tanto fresquito y nuboso, todo fue a mejor y hay que decir que durante los 10 días no cayó ni una gota de agua, por lo que el tiempo de playa fue una constante casi diaria. Han sido muchas las horas de convivencia que favorecieron las relaciones personales disfrutando de los amigos, de las actividades y del paisaje, logrando un ambiente tranquilo, de tal manera que el uso de una hora/día de los móviles fue suficiente, y así se llegó a crear un buen ambiente entre los chicos y chicas y con los monitores, que deja un “buen sabor de boca”, que invita a que en otro año se puedan repetir tan gratas experiencias.

María Rueda y Jesús A. Cid.

Buscando el sabor de la vida y siguiendo el Camino de Emaús

El fin de semana del viernes 24 al domingo 26 de noviembre, 203 jóvenes de entre 14 y 18 años de Galicia, Asturias y Castilla y León convivimos en el Centro Don Bosco de León dónde hemos tenido una experiencia de grupo diferente a lo local o habitual: el donbosco.com-tigo para los de 14 a 16 y el Campobosco para los mayores de 16 a 18 años. Los lemas de los encuentros respectivos fueron “¡Dale sabor a tu vida! y “Emaús: busca, confía, ama”.

El viernes por la noche tuvimos todos juntos la acogida y presentación de todos los grupos participantes.

En el donbosco.com.tigo el sábado por la mañana nos presentaron una dinámica en la cual mediante juegos, teníamos que reflexionar acerca de los anti-valores que se escondían en ellos.
La segunda parte de la mañana, por grupos tuvimos que decidir qué productos (anti-valores) compramos o por el contrario ya tenemos o si los rechazamos en el supermercado de la vida.
Por la tarde, mediante otra dinámica de desafíos, hemos podido ver cómo podemos acabar con eses anti-valores mediante la unión de los grupos. Con compromiso y cooperación en clave de las bienaventuranzas podemos llegar muy lejos.

Finalizamos el sábado con la celebración del perdón y después de la cena todos juntos, los del donbosco.com-tigo y del campobosco, disfrutamos de una noche alternativa regada con chocolate caliente para combatir el frío.

En el campobosco el sábado por la mañana “buscamos en el camino” conociendo experiencias distintas de estudio, deporte, fe, aficiones y familia. En un segundo momento reflexionamos sobre los compañeros de camino y por la tarde sobre acompañar y discernir la vida pasando por varios stand (mi familia, relaciones, me quieren, vocación, compromiso y como don Bosco) para finalizar con la preparación y celebración de la reconciliación.

El domingo los dos encuentros tuvieron un esquema semejante con una evaluación del encuentro, un tiempo para compromiso personal y grupal, y la celebración de la eucaristía presidida por el Sr. inspector Juan Carlos Pérez Godoy.

Después de la comida cada uno nos volvimos a nuestro lugar de origen con la pilas más cargadas y más esperanzadas.

 

20171124-Campobosco y Donbosco.com León

Con raíces y alas

Durante los días 4 y 5 de noviembre nos reunimos en León-Centro Don Bosco cerca de cien animadoras y animadores de los grupos del IEF de la zona noroeste de la inspectoría.

Tras la acogida brindada por la casa anfitriona, los miembros de los grupos del IEF de la casa de Ourense animaron la oración de comienzo de la jornada: invitadas e invitados a poner nuestro ingrediente a la vez que nos alimentamos del Pan de la Vida.

Xulio C. Iglesias presentó al facilitador del bloque formativo del encuentro, Paco López, ex-animador de la Casa de Juventud Aleste, que fue durante diez años decano de la facultad de educación social Pere Tarrés de la universidad Ramón Llull. Maestro animador dinamizó y promovió el trabajo desde la dimensión más personal a la más grupal, ayudando a caer en la cuenta de las implicaciones educativas, ciudadanas y personales (bio-psuco-socio-espirituales) de la animación.

Tras la comida tuvieron lugar las reuniones de las coordinadoras de los distintos movimientos, a las que sucedieron los primeros bloques de trabajo de los distintos movimientos: evaluaciones del verano y el comienzo de curso y los órdenes del día respectivos.

La tarde se cerró con la celebración de la eucaristía, presidida por Txetxu Villota, h animada por los grupos del IEF de Vigo: invitadas e invitados a dar a luz, a dar nuestras personas como Pablo, desde el servicio.

Noche de encuentro y convivencia y descanso reponedor permitió que a lo largo de la mañana del domingo los movimientos pudiesen seguir construyendo los encuentros y experiencias que se van a ofrecer a lo largo del curso 2017-2018. Las fotos de familia de rigor cerraron este fin de semana de encuentro, formación, trabajo y celebración.

Tras la comida, adelantada pensando en quienes tienen más kilómetros de regreso, las distintas casas cogieron el camino de vuelta.

¡A saborear durante el año, el trabajo aquí realizado! ¡¡Muchas gracias y mucho ánimo!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies